Las objeciones más comunes a la Educación en Familia

 

La educación en familia es una opción educativa que precede a la educación pública que conocemos. Las familias que educan a sus hijos en el hogar tienen la posibilidad de no tan solamente proporcionarles un ambiente seguro y estable bajo la dirección de personas que conocen sus necesidades mejor que nadie, sino que también tienen la oportunidad de diseñar un plan de estudios que toma en cuenta las cualidades y defectos de su hijo y adaptarlo; desechando y adoptando material y modelos educativos de acuerdo a sus necesidades específicas. Todos estos beneficios que la Educación en Familia ofrece, son imposibles de obtener en el sistema de educación pública.

-El derecho que los padres tienen para educar a sus hijos como mejor les parezca no es algo que depende del punto de vista del ministerio de educación, ni ninguna otra entidad del estado. La libertad para elegir el tipo de educación que deseamos que nuestros hijos reciban (ya sea pública, privada, en casa, por Internet, con tutor, etc.) es un derecho que garantizan las leyes a los ciudadanos para evitar que el estado adoctrine forzosamente a los ciudadanos en contra de su voluntad.

– La idea de que la escuela es el ente principal de socialización en las vidas de los niños es un mito. A la escuela; según nos decían los maestros, no se va a socializar sino a aprender. Para que los niños aprendan a relacionarse con los demás el lugar menos indicado es precisamente la escuela. Las familias educadoras tienen la oportunidad diaria de poder ofrecer a sus hijos la oportunidad de socializar en un ambiente normal y cotidiano, con personas de todas edades, culturas y profesiones.

-Para educar en familia no se necesita ningún tipo de preparación especial. Los prejuicios que se han formado en nuestras mentes sobre la educación y los procesos educativos son el resultado de nuestra experiencia en una sociedad en la que no hay diversidad y en la que todos son educados en una “industria de ensamblaje”. Para aprender, realmente aprender; no se necesita más que deseo y/o necesidad. En la educación en familia los padres no se paran frente a su “clase” forzándoles el “alimento” para que les sea posible pasar unos exámenes que realmente no pueden determinar ninguna otra cosa más que lo bién que memorizaron las clases. Hoy en día los recursos para facilitar el aprendizaje de todo aquel realmente interesado en hacerlo, abundan. (*Realmente interesado* es la palabra clave).

-La Educación en Familia no es una manera en que los padres pueden proteger a los hijos de las cosas malas que suceden en el mundo y encerrarlos en una esfera de cristal. La Educación en Familia les permite a los padres hacer aquello que se supone los padres deben hacer y no los amiguitos inmaduros del colegio; los padres tienen el tiempo y las herramientas para poder *informar concreta y correctamente, guiar y corregir las malas apreciaciones que se pueden formar en la cabeza de una persona inexperta e inmadura cuando es expuesta a la cruda realidad, que precisamente se experimenta en el mundo que hay afuera de la escuela.

-Los países en los que la Educación en Familia es una opción educativa legal y por lo tanto creciente se ha podido experimentar cuán grandes son los beneficios de nivel puramente académico y de especialización que pueden llegar a alcanzar los que aprenden en familia. Universidades como Harvard y Yale *activamente* buscan este tipo de candidatos para que asistan a sus Universidades. (Hay muchos artículos sobre el tema en inglés disponible vía Internet)

-No tiene sentido ni beneficia a nadie el abogar para que una minoría de padres que han decidido tomar responsabilidad de la educación de sus hijos, y formarlos no tan solo académicamente, pero también como personas enteras y responsables; se les niegue el derecho de hacer lo que muchas campañas sociales; gubernamentales o privadas, tratan de lograr por medio de cantidad de material de todo tipo en el que se gastan inmensas cantidades de dinero para concientizar a la ciudadanía de la importancia de tomar responsabilidad de los hijos.

Si alguien está interesado en adoptar esta opción o simplemente desea saber un poco más del tema le invito a visitar cualquiera de los enlaces que se encuentran en el menúa de la izquiera o al final de todas estas entradas.

Anuncios

~ por Cristianos Educando en Familia en septiembre 30, 2006.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: